La instalación de soluciones de automatización o motorización para puertas de garaje, locales comerciales, naves industriales o viviendas es el servicio principal que ofrecemos en Puertas Automáticas Ecoman. Nuestra amplia trayectoria profesional y el apoyo en las marcas más reputadas del mercado nos permite ofrecer una solución adaptada a cualquier tipo de necesidad.

Siempre partimos de la misma premisa: "cualquier puerta puede ser automatizada para un mayor bienestar y comodidad a la hora de utilizarla". Sin importar sus dimensiones; sistema (corredera, plegables, abatibles, seccionales...); edad o material en que esté fabricada (madera, aluminio, cristal...), nuestros técnicos cuentan con la experiencia y capacitación para encontrar la mejor solución de automatización que exista en el mercado.
Trabajamos directamente con:

Constructoras y empresas de reformas.

Particulares.

Comunidades de vecinos.

Administradores de fincas.

Talleres de carpintería metálica, de aluminio y cristaleros.

Propietarios de locales comerciales.

Propietarios de naves industriales.

Administraciones y organismos públicos.

Puertas Automáticas Ecoman te ofrece un servicio de instalación de puertas automáticas

Automatización
CON INSTALACIÓN DE PUERTA

Instalación de puerta con sistema de automatización ya incorporado en reforma u obra nueva a partir de estudio inicial gratuito. Valoramos las características del inmueble, necesidades y expectativas del cliente y presupuesto.
Puertas Automáticas Ecoman te ofrece un servicio de automatización de puertas manuales

Automatización
SIN INSTALACIÓN DE PUERTA

Instalación o sustitución de un sistema de automatización en una puerta ya existente que, o bien no tiene un automatismo para su apertura o cierre o sí cuenta con uno pero está anticuado o falla frecuentemente.

¿Qué criterios tenemos en cuenta para decidir si es necesario cambiar la puerta o solo es necesaria su automatización?

La respuesta es sencilla: solo estudiamos la posibilidad de cambiarla cuando la automatización de la puerta existente es más costosa que la fabricación de una puerta nueva ya automatizada.

De hecho, en muchos casos no hay que modificar nada, solo es necesaria la incorporación del motor para su sistema de apertura y cierre. Solo aconsejamos cambiar la puerta cuando realmente es mejor para el cliente: por conservación, por estética, por seguridad o por coste económico.